miércoles

El Google Tag Manager

Después de este artículo sobre el Google Tag Manager tu vida como mercadólogo será diferente, no estoy exagerando.

Para defender mi punto les paso la lista de las 5 peleas más fuertes de la historia:

- La batalla de Waterloo
- La batalla de Troya
- La batalla de el Alamo
- Mercadólogos vs. programadores
- Vestido blanco vs vestido azul

Es inevitable, los mercadólogos y los programadores siempre nos peleamos. Y esto pasa por una simple razón:

Antes, la mercadotecnia y la tecnología eran dos áreas muy distintas, cada una claramente separada de la otra, sin embargo conforme pasa el tiempo se fueron fusionando hasta llegar al marketing digital.

El problema con eso es que la gente que se dedica al marketing digital casi siempre son programadores con un poco de entendimiento de mercadotecnia o mercadólogos con un poco de entendimiento de programación. Y esa combinación causa problemas.

Es por eso que es momento de revelarles qué es el Google Tag Manager, antes de que sea demasiado tarde.

El Tag Manager es una herramienta de Google para marketers que permite poner y quitar códigos, como el de Analytics o el de Facebook en un sitio web o en una app sin necesidad de meterse al código del sitio o app.

Lo único que tienes que hacer es poner un código en el header y en el body de manera manual, este código es un contenedor.

Lo que quiere decir que una vez puesto este código, no tendremos que volver a meternos a los fierros jamás. Ya que el contenedor está colocado, si queremos agregar un código de conversión, un pop up o un chat de ayuda, lo haremos desde la interfaz gráfica de GTM (Google Tag Manager) que está aquí.

Podemos colocar cualquier código, no tiene que ser de Google forzosamente. Pero espera, aun hay más. Seguramente habrá códigos que quieras poner únicamente en ocasiones específicas, cómo el código de conversión sólo en la página de agradecimiento o que el pop up de "Inscríbete a nuestro boletín" sólo aparezca cuando el usuario lleve más de 2 minutos en el sitio.

Pues GTM te permite hacer eso mediante activadores.

Si usas activadores puedes decidir que códigos se activan en que circunstancias.

Otra de las grandes ventajas del Tag Manager es que puedes hacer cambios en los códigos del sitio en un modo de prueba y si todo funciona bien liberar los cambios.

Si necesitas recuperar algún código que eliminaste o arreglar el desastre que acabas de hacer que causó que tu página no funcione más, puedes regresar las versiones anteriores de tu contenedor.

Con el GTM podemos hacer todo esto sin tocar el código de nuestro sitio más que una vez, así que aprovecha esta gran herramienta que Google nos da de manera gratuita y observa cómo tu vida de mercadólogo cambia por completo.

¿Quién ríe ahora, departamento de IT?

Crear y Conectar

Influir Para Ayudar

Covers Instrumentales - Piano

LÍDERES CON JOSUÉ AGUILAR